l'entreprise de communication web et video
 

la empresa

¡ Bienvenidos a Aktis !

Usted es un empresario, un publicista, un director exigente, un comunicante trabajando con los medios de expresión contemporáneos, tiene un proyecto o es prescriptor, buscando socio profesional para cumplir con sus expectativas...

Eso es la oportunidad de presentarle simplemente el espíritu de Aktis, nuestras actividades y sus referencias pero también y sobre todo entender sus solicitudes.

Necesita definir su identidad visual, hacer un vídeo clip sobre un producto emblemático, desarrollar un sitio web atractivo y funcional para su negocio o reconsiderar toda su comunicación audiovisual y multimedia

Pues, bienvenidos a Aktis, una empresa de realisación creativa, innovadora y rigurosa. Aficionados a imágenes reales y virtudes del virtual, a escenificación y pantallas de páginas, profesionales de creaciones digitales e interactivas, estaremos muy atentos al éxito de su comunicación.

Espíritu de Asociación

L'esprit partenaire d'AKTIS

Bajo el sol del Midi de Francia, las relaciones son tan importantes que se convierten en una tradición en la gente del Sur. Aktis cultiva el gusto por el intercambio y el respeto mutuo: los socios y los clientes son tratados con cuidado para que una relación de confianza se establezca.

Las cimas de los Pireneos al alcance de la mano, el viento del sur que trae la arena del desierto, el burbujeo pedregoso de la Garona nos enseñan no sólo la alegría de vivir sino también el rigor profesional.

La relación entre socios está motivada por una implicación real e imprescindible, una adaptación del proyecto confiado para salir bien la realización al que se apunta. Trabajamos para, con, y junto a los clientes que nos reclaman.

Internet elimina las distancias, es un medio que permite la creación del vínculo y del significado. En ello, vemos una buena razón para extender este espíritu de asociación en que estamos muy comprometidos. Queremos que seamos cercanos gracias al diálogo y a la capacidad de respuesta. Y eso lo experimentamos todos los días.